Insignia de Facebook

El subte a la Ciudad, razones para no perder el tren . Nota de nuestros compañeros Matías Rodríguez y Federico Conditi publicada en BAE



El incremento del 127% en el valor del pasaje no distingue clases sociales y representa un drástico golpe al bolsillo. Fíjese lector: la persona que antes iba y venía de su trabajo por $66 mensuales, pasará a pagar $150 al mes de la noche a la mañana, más del doble. Ante el cuestionamiento de gran parte de la sociedad, en los últimos días desde el PRO esbozaron la idea de una segmentación del valor del boleto, a través de la posible creación de una "tarifa social", para los sectores socioeconómicos más postergados entre los usuarios. Sin embargo, más allá de la simple mención en distintos medios, no hay nada concreto aún. El gobierno nacional, en cambio comenzó a través de la implementación del SUBE y los últimos anuncios en materia de boleto a trazar herramientas que permitirán cambiar la lógica mediante la cual se brindaron subsidios en los últimos años. Es preciso eliminar las opacidades que interpone la existencia de intermediarios, beneficiando personas en lugar de empresas. Sería saludable la existencia de una tarifa diferenciada para aquellas familias que perciben la Asignación Universal por Hijo, el plan Ciudadanía porteña o tienen niveles de ingreso que amerite un apoyo económico por parte del Estado, y así evitar que el incremento se transforme en una pesada mochila sobre sus espaldas.

La nota completa, aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario