Insignia de Facebook

El desafío de la línea H


Por Lautaro López Garro
Los recientes conflictos por la construcción de la estación Plaza Francia de la línea H de subtes poseen diferentes trasfondos.
Desde Basta de Demoler se está actuando para proteger un área histórica como es la Plaza Intendente Alvear (diseñada por el paisajista Carlos Thays). La encaprichada negativa de Juan Pablo Piccardo de cambiar la ubicación de la estación ya no tiene justificación: a la razón de ubicar la estación más para el lado de Facultad de Derecho que cerca del shopping Buenos Aires Design, recientemente el ex presidente de SBASE entre 1996 y 2001, Alejandro Nazar Anchorena, declaró que el argumento de la cola de maniobras esgrimidos por las autoridades de SBASE para justificar la polémica estación no tiene argumentación técnica ya que "una curva tiene que tener un radio de giro de 200 metros como mínimo, lo que obliga a doblar por abajo de la plaza afectada".
Sin embargo, la pelea más importante debería ser respecto a donde termina la línea H. El actual ejecutivo porteño decide el traslado de la estación a la plaza Int. Alvear para poder girar el túnel hacia la avenida del Libertador y continuar hacia Retiro. Pero desde La Scalabrini, acompañando y trabajando con la propuesta de los especialistas en transporte Jorge de Mendonça y Ceferino Farberoff (http://www.buenosairesensubte.com.ar/ ), planteamos la construcción de un nodo de conexión subterráneo - ferroviario para la zona adyacente a la Facultad de Derecho. Es una idea que tiene varios años y posibilitaría una mejora en la movilidad y la conexión multimodal de la zona Retiro.
Proyecto Nodo Ferroviario - subterraneo "Cruce Los Andes". Elaboración propia en base a planos de buenosairesensubte 
El desafío debería ser tomado por la futura Agencia Metropolitana de Transporte ya que, además del gobierno porteño, demanda del gobierno nacional la tarea de la construcción de una nueva estación ferroviaria para la línea San Martín, atrás de la Facultad de Derecho y del Centro de Exposiciones. La construcción de esta estación, junto a la línea H, permitiría, en primer lugar, desviar un importante flujo de pasajeros y descongestionar la saturada línea C. En segundo lugar se lograría conectar línea Sarmiento con las líneas ferroviarias de zona norte y por último se procedería a comenzar a integrar y a urbanizar a la villa 31.
Desde La Scalabrini creemos que se debe luchar contra un modelo elitista de ciudad, que se viene desarrollando desde la dictadura; a partir de las erradicaciones masivas de villas y asentamientos de finales de los 70 realizadas por el intendente Cacciatore, hasta los aumentos indiscriminados de ABL, las patotas de la UCEP y los altos costos de alquiler en el mercado inmobiliario porteño. Hoy la ciudad está gobernada por una concepción exclusivista sobre quien tiene derecho al espacio urbano, lo que se expresa en políticas públicas de una ciudad que no es para todos, que excluye a los sectores más desfavorecidos de la sociedad y solo premia a los medios y altos. 
La inclusión se hace a partir de la integración, y el transporte público es una herramienta fundamental para cumplir ese objetivo. El saber técnico debe estar al servicio de la integración, orientado por un proyecto político, o corre el riesgo de quedar aislado a sectores reducidos que lo utilizan para beneficio propio. En los 90 se propagó el discurso del tecnócrata o (con palabras de Scalabrini Ortíz) el monógeno, que " (...) es por naturaleza incomprensivo, intolerante, y por tanto, específicamente negado a la política y al ingenio que su realización requiere, y el ingenio de la política es la manifestación más alta de la inteligencia humana. (...) Los monógenos son técnicos y los técnicos estuvieron siempre en subordinación de los políticos." 
Los monógenos o tecnócratas actuales son los que nos dicen que "no es viable construir subtes mas allá de la general Paz" o "que no es prioridad extender la red hacia el sur de la ciudad". Teóricos de ir detrás de la demanda que garantice rentabilidad a cualquier costo, y no de crear las herramientas que garanticen el bienestar de nuestro pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario