Insignia de Facebook

Patria o Corporaciones


“Podríamos decir, haciendo una comparación, que había una manguera que chorreaba permanentemente hacia afuera y nos quitaba la mitad del riego. No teníamos dinero, pero teníamos grandes ideas y grandes planes. Dimos vuelta la manguera e hicimos que chorreara toda el agua hacia adentro.” Juan Domingo Perón


En los últimos días hemos presenciado como distintas corporaciones, financieras y productivas, llevaron adelante maniobras especulativas con el objetivo de afectar la gobernabilidad del país. Una vez más, como ha ocurrido décadas atrás, quienes nos llevaron a la destrucción del Estado argentino y a la desindustrialización del país, aquellos que sumergieron en el infierno de la desocupación y la miseria a nuestro pueblo, atentan contra el sistema democrático en su conjunto al buscar desestabilizar a un gobierno popular que, por primera vez desde el retornode la democracia, responde a los intereses populares y no a los anhelos de las corporaciones.
Desde la llegada de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, la gestión de gobierno tuvo como norte la construcción de una Argentina inclusiva e igualitaria que pudiese superar los vestigios de la dependencia y sometimiento a los centros financieros internacionales. Adoptando medidas como la Asignación Universal Por Hijo, la Estatización de las AFJP, las paritarias anuales, la redistribución del ingreso, la recuperación de nuestra empresa petrolera YPF, o el reciente PROGRESAR, entre tantas otras; el pueblo argentino alcanzó un piso de dignidad tal que genera el reconocimiento de la región en su conjunto. Esta Argentina inclusiva, donde el excedente económico es objeto de constante disputa, es el modelo de país que el poder económico aborrece.
Ante esta situación en la que nos encontramos, donde la presión ejercida por estos grupos sin patria ni bandera intentan hacer recaer un ajuste sobre el bolsillo de los más humildes, la militancia debe estar alerta y organizada, entendiendo que la única salida es profundizando este proceso político, golpeando a los operadores del mercado con más Estado y mayor injerencia de este en materia económica. Tanto hoy como durante los gobiernos de Perón, o en el lockout patronal del 2008, el debate se centra sobre la renta extraordinaria de quienes hacen del atraso nacional su lucro, y del hambre del pueblo su margen de rentabilidad. Por eso resulta imperioso fomentar mecanismos que impidan que este tipo de movimientos puedan replicarse y, en ese sentido, se torna inevitable que el Estado vuelva a tener el control sobre el comercio exterior. Asimismo, consideramos que avanzar en la creación de una Junta Nacional de Granos es indispensable en el seno de un modelo cuyo fin es cimentar un desarrollo industrialista e inclusivo. A los agoreros del caos y nostálgicos del liberalismo, que desean un país para pocos y añoran volver a los tiempos de las reformas del Estado y entrega del patrimonio nacional, les decimos que “Nada de lo que deba ser del Estado permanecerá en manos privadas”.
Más firmes que nunca junto a la compañera conductora Cristina Fernández de Kirchner y el gobierno nacional, por una patria Justa, Libre y Soberana.
Ni especuladores ni corporaciones, ¡Patria y Justicia Social!

La Scalabrini, 04 de febrero de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario