Insignia de Facebook

/// QUEREMOS SER UNA ARGENTINA LIBRE ///


Un día como hoy pero de 1935 un grupo de intelectuales se reunió en un sótano ubicado en Avenida Corrientes 1778. Muchos de ellos provenían de la Unión Cívica Radical, aquel partido fundado por Leandro Alem tras la Revolución del Parque y que con el liderazgo de Hipólito Yrigoyen había logrado el voto universal, obligatorio y secreto y fundado la primera petrolera estatal del mundo, Yacimientos Petrolíferos Fiscales. Tras el golpe de Estado de 1930, dicho partido comenzó a traicionar sus causas fundantes integrándose al régimen conservador de la llamada “Década Infame” que entregó a la Argentina al dominio económico de Inglaterra.

Durante un intenso debate, estos militantes políticos decidieron organizarse para conformar una corriente de opinión que denunciara al colonialismo vigente y que llamara a la conformación de un nuevo gobierno nacional, popular y democrático. La Fuerza de Orientación Radical para la Joven Argentina (FORJA) estaba integrada por diversos intelectuales, entre los que se contaban Arturo Jauretche, Gabriel del Mazo, Raúl Dellepiane, Homero Nicolás Manzione (Homero Manzi), Jorge del Río, Manuel Ortiz Pereyra, Atilio García Mellid, Guillermo y Carlos Maya, Francisco Capelli, Oscar Meana y Juan B. Fleitas. También participó de la Asamblea Raúl Scalabrini Ortiz, quien redactó parte de la proclama, pese a que no pudo integrarse orgánicamente por no estar afiliado al radicalismo.


En su documento fundante, este movimiento exclamaba “Somos una Argentina colonial. Queremos ser una Argentina libre”. Denunciaban a las oligarquías gubernamentales que “desarrollan un plan sistemático para aniquilar la soberanía del pueblo, transfiriendo a grupos de especuladores el goce de los bienes del la Nación” y convocaban a la tarea de la nueva emancipación que “sólo puede realizarse por la acción de los pueblos”. Durante casi 10 años mantuvieron su prédica revolucionaria con documentos y cuadernos explicativos del saqueo al que estaba siendo sometida la Patria. El momento emancipador llegó un 17 de octubre de 1945 en el que “el subsuelo de la patria” se sublevó y muchos de estos militantes se incorporaron al movimiento peronista. 


Hoy, en un contexto diferente, las luchas siguen siendo las mismas y las banderas levantadas por FORJA marcan el rumbo de una Argentina que se integra a sus hermanos del Sur y que es atacada por el colonialismo financiero. Es por eso que releer los textos de estos intelectuales se vuelve necesario para todos los argentinos.

La Scalabrini

A continuación, compartimos la proclama de FORJA:


No hay comentarios:

Publicar un comentario